lunes, 19 de octubre de 2015

Armando Iachini: Construcciones Verdes, menos impacto ambiental

Construcciones Yamaro C.A. lleva 4 años construyendo la infraestructura venezolana que conocemos hoy día, como lo es el Distribuidor La Araña o la Cota Mil, ambos en el valle de Caracas, manteniendo su tradicional manera de construir. Pero ahora la industria de la construcción enfrenta un nuevo reto en  materia de Responsabilidad Social Empresarial.

La innovación ha llegado a la puerta de las constructoras con miras hacia un tipo de construcción más ahorrativa de manera que esta no impacte tanto el medio ambiente, lo que Armando Iachini cataloga como alternativas verdes.

Las nuevas construcciones buscan generar un menor impacto ambiental.

Estados Unidos, Alemania, Suiza y Japón están empezando a utilizar materiales alternativos que generan menos contaminación así como también se esfuerzan por ahorrar energía e implantar sistemas energéticos en pro del agua. Los países buscan disminuir el impacto ambiental que genera su desarrollo y con ello crean y establecen políticas que las compañías deben cumplir en esta materia.

Existe una controversia respecto a este tema debido a que, si bien es cierto que de alguna manera se disminuye el impacto que las construcciones de todo tipo generan en el ambiente, económicamente no es rentable para estas empresa ya que el nivel de gasto es mucho más elevado a causa de los materiales utilizados que son más preparados y nuevo que constan de nueva tecnología

jueves, 15 de octubre de 2015

Armando Iachini: Yamaro ha construido futuro durante más 40 años


Armando Iachini 4
Armando Iachini 
Yamaro Construcciones, es una empresa que nació en el año 1969, de la mano de los entonces emprendedores italianos Pasquale Iachini y Anfonso Marozzi. Ambos llegan a Venezuela producto de la Segunda Guerra Mundial, a finales de la década de los 40 y el 20 de octubre de 1950 dieron inicio al sueño de crear su propio negocio, con la compra de un camión Fiat, en el que participaron al menos cuatro inversionistas. De esta manera, se comenzó a dar los primero pasos por hacer un capital metálico para adquirir nuevas maquinarias, lo que permitió 11 años más tarde registrar la empresa y emprender un proceso histórico de gerencia.

Destaca el ingeniero Armando Iachini, director de Yamaro Construcciones, que al momento de la fundación o registro de la empresa quedaron quienes son hoy los dos fundadores de la compañía: Pasquale Iachini y Anfonso Marozzi, dando inicio a la empresa como subcontratista en diversas obras en la ciudad de Caracas, entre las que destacan:
  • Ministerio de la Defensa
  • Distribuidor La Araña
  • Carretera Cota Mil.
Fue entre los años 1970 y 1989 que se da un proceso de expansión de Yamaro, cuando asume de manera directa la construcción de importantes obras viales en el interior del país, como fue la carretera San Fernando – Puerto Páez, todo un reto para la entonces pequeña contratista.
En paralelo al proceso de expansión, señala Armando Iachini que se dio inicio a la creación de los valores de Yamaro:
  • Ética
  • Trabajo en equipo
  • Compromiso
  • Puntualidad
Así mismo destaca, que para los fundadores de la compañía, la improvisación y piratería no existen. “Gracias a esta labor impecable en cada obra que participábamos, la empresa fue creciendo y se logró la adquisición de las primeras planta de asfalto, lo que nos permitió expandirnos más y ser los constructores de:
  • Autopista José Antonio Páez
  • Autopista Acariagua – Barquisimeto
  • Autopista Gran Mariscal de Ayacucho
  • Autopista Centaura (Anzoátegui)
  • Circunvalación norte (Lara)

Hoy por hoy, Yamaro Construcciones adelanta la obra “Monumento Manto de la Divina Pastora”, en la entrada al estado Lara, desde donde se podrán ver varias ciudades y se impulsará turismo nacional, además incursionan en el campo hotelero, con la adquisición del Hotel Tibana en Caracas y Hotel Amazonia en San Fernando de Apure, diversificando su mercado y brindándole mayor solidez.
Para Armando Iachini, el compromiso de Yamaro no se limita a la construcción de obras importantes, sino también a seguir apostando por Venezuela y haciendo aportes a la labor social de cada comunidad en la que trabajan.